Recurso histórico de primer orden de carácter cultural es la necrópolis de Corominas, el más significativo ejemplo de carácter megalítico vinculado a la costa malagueña. Los cinco monumentos, enterramientos de la Prehistoria Reciente de la provincia, con una antigüedad de unos 5.000 años, fueron hallados durante los trabajos arqueológicos previos a la construcción  de la Autopista de la Costa del Sol, su estudio ha facilitado la comprensión de la prehistoria en nuestro territorio, desde el Neolítico hasta la época campaniforme evidenciándose las transformaciones producidas en las prácticas funerarias en este dilatado intervalo de tiempo. 

Para evitar que la autopista terminara con la posibilidad del disfrute del yacimiento se decidió el traslado de todas las estructuras piedra a piedra para su ubicación en el Parque de los Pedregales, en el término municipal de Estepona, donde se construyó un edificio con la finalidad de exponer al público el yacimiento en su totalidad, tratándose de una bóveda de unos 24 metros de diámetro y seis de altura, coronada por un óculo central, sin destacar toda la estructura sobre el espacio del parque que la acoge.