La comarca de Antequera reúne en sí un patrimonio natural e histórico único.

Entre sus símbolos, de visita imprescindible, se encuentra a El Torcal de Antequera, una meseta de roca caliza que se levanta a poco más de 15 Km. de distancia de la localidad, en la que la erosión ha conferido un relieve en la roca caliza de gran espectacularidad, es el llamado paisaje kárstico. Las características de este espacio dan lugar a una vegetación que solo se encuentra en esta sierra.

Tanto el Torcal como los Dólmenes de Antequera, forman parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Por su parte los dólmenes de Antequera, Menga, Viera y Romeral, se encuentran entre las construcciones megalíticas más significativas y emblemáticas del mundo de la prehistoria, con más de 6.000 años de antigüedad.

Sorprende la orientación de la entrada de los mismos en referencia al nacimiento del Sol en Viera y El Romeral, o a montañas próximas, entre ellas la Peña de los Enamorados, elementos sagrados para las poblaciones de aquéllas épocas.